Arucas, Gran Canaria

La ciudad de Arucas es una comarca portadora de grandes valores arquitectónicos y urbanísticos. Su casco urbano, declarado de interés histórico-artístico, es cita ineludible para los visitantes.

La Iglesia Parroquial de San Juan Bautista es la pieza arquitectónica de mayor presencia y valor social del municipio, que esculpida íntegramente en piedra de Arucas por los maestros labrantes de la localidad y data de 1909. A la riqueza que representan los labrados de columnas y capiteles se unen unas hermosas cristaleras, así como las obras del pintor canario Cristóbal Hernández de Quintana y una extraordinaria talla del Cristo Yacente, del escultor aruquense Manuel Ramos.

La calle León y Castillo es quizás la más pintoresca y fotografiada por los turistas, donde podemos encontrar buenos sitios para comer y la tienda Kactus con una gran variedad de detalles para los amantes de las compras de artesanía y souvenirs.

Hay que destacar en Arucas la Fábrica del Ron Arehucas, fundada en 1884. Se trata de uno de los lugares más visitados de Arucas, por la tradición de esta actividad en la localidad. En su interior destaca la bodega, una de las más importantes de Europa, que además ha sido visitada por numerosas personalidades que han dejado sus rúbricas en las barricas de roble.

Finalmente, La Casa y Jardín de la Marquesa es otra de las principales visitas a realizar, caracterizado por un interesante conjunto arquitectónico y natural propiedad de la Marquesa de Arucas, construido en 1880 y rodeado de espaciosos jardines de estilo romántico.

 

Redes Sociales